Record fatal: 30 años del engaño seudoescéptico, tiempo de denunciar

Introducción

A diferencia de los embaucadores que se dedican a la divulgación, como José Miguel Salort o cualquier otro chistoso que se vende como “aprendiz de divulgación” tal como el abogado Fernando Frías, el caso del filósofo Angelo Fasce es mucho más entretenido. Mientras que con el primer grupo es bastante sencillo refutarlos y lo único que harán es bloquearte o borrate comentarios; el segundo grupo, el de los filósofos seudoescépticos, es mucho más esencial porque es en ellos donde está la columna vertebral del movimiento que los mantiene relativamente unidos, su razón de existir. Sin ella, se caen en cadena y se les puede acusar del mayor movimiento fraudulento del mundo en cuando instancias legales y académicas. Eso sería su runia absoluta, al menos por un largo tiempo. 

1. El biólogo charlatán

Los “divulgadores” como el biólogo español Álvaro Bayón Medrano (que se hace pasar como “Vary Ingweion”) tienen el problema de que no saben nada de temas donde su gran nariz no alcanza. En el 2014 este hombre fue capaz de escribir una basura digna de mencionar, su artículo lo llamaba “De hipótesis, teorías, leyes y hechos” en donde intentó exponer la filosofía falsacionista ingenua (la primera etapa de Karl Popper), pero termina por confundir el verificacionismo y mezclarlo con Popper, aún a sabiendas que éste detestaba todo el induccionismo, y cuando pongo todo es porque era tajante. Pero tiene un párrafo que merece destacarse:

‘Por poner otro ejemplo. La hipótesis de la memoria del agua en homeopatía es, en principio, verificable: puede ser verificado mediante la técnica experimental. Pero no es falsable, ya que los resultados negativos no confirman que no exista, sino que tal vez no se ha realizado el experimento de forma correcta. La ausencia de pruebas no es prueba de ausencia, ¿recordáis?.’

Popper era absoluto en que si algo no se puede falsar támpoco será verificable (porque no puedes alcanzar nunca la verdad, es provisional). De lo contrario entrarias en el reino de la metafísica (para Popper la metafísica era aquello que no podía ser sometido a ningún tipo experimentación, repito, a ninguno). Al contrario de lo que pone el “divulgador” de pacotilla, lo que Popper sugirió fue diseñar experimentos que, en lugar de confirmar, intenten refutar la hipótesis (o teoría, a Popper le daba igual porque las confundía), si pasan la prueba será posible considerarlos como verdades tentativas, nunca verdades.

Pero Álvaro no sabe que cuando logras que una hipótesis sea testeada mediante el “método” científico, automáticamente la hipótesis es falsable a un primer nivel, según Popper, ya otra cosa es si con esa hipótesis usas injustificadamente excusas ad-hoc para evitar falsarla (p.e. La astrología en su variante zodiacal, como los horóscopos, es falsable y se ha falsado numerosas veces haciendola una teoría falsa, lo cual se puede comprobar sin necesidad de acudir a Popper, pero sus proponentes han intentado salvarla con excusas ad-hoc). Esto no pasa con una entidad sagrada que no puedes falsar (p.e. Dios no es falsable). Pero el amigo Álvaro trata de parecer un erudito en cualqueir tema y se le ocurre confundir el criterio de demaración con si existen o no existen pruebas.

Para el que no lo entienda, tanto el criterio verificacionista como el falsacionista admiten pruebas con la diferencia en tanto que el primero trata de considerarlas una verdad con sólo acumularlas. Ya el mismo Álvaro lo mencionó, que la memoria del agua ‘puede ser verificado mediante la técnica experimental.’ Esto indica que puedes tener pruebas de la existencia de esa memoria del agua sin problema alguno, claro, siempre que lo hagas con expertos y no con cualquier retrasado que se ponga el mote de “escéptico”. Cuando Álvaro nota que su estupidez no puede ser de mayor gracia, se le ocurre soltar esta idiotez:

No hay forma experimental conocida de falsar la memoria del agua con los medios actuales, ya que se escudan en temas cuya comprensión es por nuestra parte, aún, incompleta, como temas de física de escala cuántica.

Aquí notamos que Álvaro termina por hacerse un lío, confunde que la hipótesis sea falsable (capacidad de ser refutada por un experimento) con si tiene pruebas, con el contenido de la misma y si puede ser falsada de forma experimental.

 

Var2

 

En otros de sus posts y en el comentario del 8 de Junio está aquejado de que la memoria del agua no puede existir, pero si está seguro de que no puede existir ¿cómo puede afirmar que ‘los resultados negativos no confirman que no exista’? Es cuando pasa a soltar otra idiotez de mayor calibre:

‘Hasta que esa hipótesis no sea falsable no podrá ser considerada una hipótesis válida. Por tanto, de base, la homeopatía no puede ser considerada científica, pues al menos una de sus hipótesis básicas no es válida.’

Pero como el mismo Álvaro reconoce que la memoria del agua ha sido “refutada” termina, otra vez, por contradecirse: Si es falsable entonces ya es una hipótesis válida. Pero no entiende que la falsación no es cosa de que siempre vas a tener un resultado “nulo”, pasa que como ya se expuso en un post anterior los seudoescépticos siempre van a negar las corroboraciones, las cuales Popper sí admitió. Cuando el seudoesceptitometro revienta, al “divulgador” se le ocurre soltar esto:

‘Además, la hipótesis base de la homeopatía no se basa en una observación previa, sino que es un intento de explicación para justificar una posible conclusión. Es lo que se denomina una hipótesis ad hoc; éste es otro motivo por el que esta hipótesis carece de validez científica.
No obstante, de momento, todas las probabilidades apuntan a que la memoria del agua es una hipótesis probablemente falsa, ya que ningún experimento realizado ha dado resultados positivos, y su postulado viola una buena parte de lo que sabemos sobre física, química y biología

Según el amigo “divulgador”, la memoria del agua es un invento de los homeópatas obtenido de la manga, tal cual truco de sacar un conejo del sombrero, donde no existe ningún experimento “positivo”. El hombre se inventa que “todas las probabilidades” la impiden y que va contra “buena parte” de la ciencia, pero lo chistoso es que no indica esas probabilidades como támpoco menciona cuále es esa “buena parte” (que para él es la mayoría) que viola del conocimiento científico.

Como todos estos chistoretes tienden a creer que el único experimento fue el de Jacques Benveniste en 1988, publicación que aún está en Nature y que ninguno de los amados seguidores de Randi pudo refutar, al señor Álvaro se le ocurre escribir que hay un tal “Benbeniste”:

Var

El cortito de Alvaro escribiendo “Benbeniste”, en lugar de Benveniste. Ni eso sabe escribir.

Y tiene toda la razón, el tal “Benbeniste” no ha ganado nada, el que sí lo hizo fue Jacques Benveniste. En 2017 Álvaro fue “invitado” a dar escribir una nota en El País, contrario a otras de sus notas, en esta mantuvieron los comentarios cerrados, el caso fue que lanzó un reto:

“Si yo a usted le doy un comprimido de ‘Nux Vomica 30CH‘ y otro de ‘Ledum Palustre 15CH’, ambos productos homeopáticos, de mismo tamaño, aspecto, sabor y peso, sin etiquetar ¿Qué técnica de laboratorio usaría para distinguir uno de otro?”…  Si no hay ninguna forma de comprobar qué producto es cada cual, ¿cómo puede saberse que la etiqueta es correcta y que uno se está tomando Nux Vomica 30CH y no Ledum Palustre 15CH? Es más. ¿Quién puede garantizar que estas bolitas de azúcar han sido pulverizadas con el producto que dicen que le han pulverizado, tras sucesivas diluciones, agitaciones y golpeteos bíblicos?

Más adelante regresaremos a esta cuestión.

2. El “escéptico” de Jalisco: La estúpidez seudoescéptica no respeta fronteras

DGPara tratar de contrastar las idioteces entre uno y otro seudoescéptico, se puede leer la respuesta del mexicano Daniel Galarza, eterno estudiante de filosofía y fan de la epistemología, quien como no tiene otra cosa que hacer, se le ocurrió seguir la misma línea de su amigo Álvaro, y en una consulta que le hicieron responde:

‘La memoria del agua es una hipótesis que, de ser cierta, ya se hubiera detectado. Para los homeópatas, la memoria del agua no sucede en la naturaleza solo con el agua corriendo en un río o cayendo como lluvia. Para que el agua “recuerde”, hace falta someterla al proceso de sucusión (y desde luego, repetir esto miles de veces con cada vez menos sustancia activa).

Ahora, es imposible demostrar que la memoria del agua no existe (no importa cuántos metaanálisis encuentren inútiles los productos homeópaticos), lo que debería ser posible (y lo que debería importar) es demostrar que existe en verdad. Lamentablemente, es algo que jamás se ha demostrado.

Lo que podemos hacer en este caso es suponer alguna hipótesis que explique por qué no existen pruebas (públicamente contrastables que hayan sido replicadas por varios grupos de investigación independientes, al rededor del mundo, con metodologías claras y apropiadas) de la memoria del agua. Los homeópatas suponen que esto es así porque existe una mega-conspiración de parte de Big Pharma y sus títeres escépticos que hacen lo imposible para declarar que la homeopatía es una pseudociencia. Esta hipótesis posee tantas pruebas como la de la memoria del agua. O sea cero. Otra hipótesis, formulada por investigadores serios, así como por historiadores de la ciencia (y de la pseudociencia), es que la memoria no es más que un término pseudocientífico que carece de contenido original (igual que otros términos como “programación neurolingüística”, “complejidad irreductible”, “curación cuántica”, “hipersensibilidad electromagnética”, etc.); memoria del agua es solo un neologismo para referirse a la misma hipótesis espiritualista (no médica) de la “esencia vital” de las sustancias, inventada (y jamás demostrada) por Samuel Hahnemann, del mismo modo que la “complejidad irreductible” de los defensores del diseño inteligente no es más que un término que suena científico, pero que solo se refiere al viejo argumento del relojero (refutado por el propio Darwin en 1859).

Creo que esta última hipótesis, basándonos en la historia de la ciencia, así como en el uso (y abuso) del término “memoria del agua” es la más plausible. Mucho choro para decir que en efecto, es infalsable (o sea, no podemos demostrar que no existe, lo que viene importando muy poco).

La respuesta de Galarza es idéntica a la de Álvaro, con la diferencia que al primero sí que le interesa la “demostración” de la memoria. En uno de sus artículos, escrito en el 2013 y “actualizado” al 2017, sus acólitos lo presentan como la obra maestra de 7 razones en contra, la más relevante para el post es la cuarta razón:

‘La razón por la que las diluciones homeopáticas funcionan se debe a que el agua y el alcohol tienen una especie de “memoria”. Aclaremos y extendamos lo que en realidad se asegura en este caso. Los llamados médicos homeópatas, desde hace mas de dos siglos, han difundido y vendido sus chochitos azucarados y empapados en alcohol, en los cuales se diluyen algunas sustancias activas de origen vegetal, animal y/o mineral, por decenas o centenas de partes de alcohol hasta que no queda ni una molécula del preparado original, y aun así, aseguran que cura. ¿Cómo es esto posible? Los homeópatas –aunque no todos- recurren a la explicación de la “memoria“, y aseguran que el alcohol y el agua, son capaces de recordar la sustancia activa y de este modo, curan. ¿Tiene fundamento científico dicha afirmación? ¡Por supuesto que NO!, esta es más que nada, una de las afirmaciones de charlatanes cuánticos como Masaru Emoto, quienes a pesar de no tener ni una sola prueba contundente de su afirmación, difunden esta idea a diestra y siniestra, ignorando todo lo que contradice su creencia. Esto es precisamente la característica de una falsa ciencia. El tema de la memoria del agua alcanzó gran notoriedad por los estudios de Jacques Benveniste sobre sustancias ultradiluidas, y aunque sus trabajos quedaron desestimados hace ya bastante tiempo, aún de vez en cuando se sigue oyendo de nuevas réplicas de los experimentos de Benveniste, y nuevas personalidades que, por tener alguna credencial científica, se le menciona como autoridad en el tema. Madeleine Ennis y Luc Montagnier son dos ejemplos de esto último. La memoria del agua puede  verse como un intento tramposo de hipótesis ad hoc, donde los homeópatas intentan justificar una idea errada y carente de sentido (las diluciones curan), con otra idea que huele más a vitalismo medieval que a ciencia, del que Samuel Hahnemann, fundador de la homeopatía, usaba como explicación de sus diluciones.’

Veamos, resume todas sus “objeciones” como sigue:

  1. La memoria del agua no es falsable, pero importa que sea “demostrada”.
  2. La memoria del agua la desmontó el médico Steven Novella (en uno de lo enlaces que da apunta a un artículo de la revista Skeptikal Inquirer).
  3. Hay nuevas “réplicas” (replicaciones) que no valen porque son una hipótesis ad-hoc.
  4. No tiene sentido porque usan mal la física cuántica y es parte del movimiento Masauro Emoto.

Como se puede apreciar, Daniel Galarza contradice a Álvaro Bayón cuando reconoce que sí hay experimentos con resultados “positivos”, pero coincide en que la “memoria del agua” se trata de una “hipótesis ad-hoc”. Y se contradice así mismo entre el punto 1 y el punto 3. Su mejor referencia proviene del diccionario del filósofo Robert Todd Carroll (para el que no lo sabe este filósofo, ya muerto, era como la Britney Spears del seudoescepticismo cuando era famosa, le adoraban y citaban como el gran guru intocable, la vaca sagrada y el antecedente de los Angelos Fasce’s). Pero vayamos a la definición de hipótesis ad-hoc de Carroll:

‘An ad hoc hypothesis is one created to explain away facts that seem to refute one’s belief or theory. Ad hoc hypotheses are common in paranormal research and in the work of pseudoscientists. For example, ESP researchers have been known to blame the hostile thoughts of onlookers for unconsciously influencing pointer readings on sensitive instruments. The hostile vibes, they say, made it impossible for them to duplicate a positive ESP experiment. Being able to duplicate an experiment is essential to confirming its validity. Of course, if this objection is taken seriously, then no experiment on ESP can ever fail. Whatever the results, one can always say they were caused by paranormal psychic forces, either the ones being tested or others not being tested.

Martin Gardner reports on this type of ad hoc hypothesizing reaching a ludicrous peak with paraphysicist Helmut Schmidt who put cockroaches in a box where they could give themselves electric shocks. One would assume that cockroaches do not like to be shocked and would give themselves shocks at a chance rate or less, if cockroaches can learn from experience. The cockroaches gave themselves more electric shocks than predicted by chance. Schmidt concluded that “because he hated cockroaches, maybe it was his pk that influenced the randomizer!” (Gardner, p. 59)

Ad hoc hypotheses are common in defense of the pseudoscientific theory known as biorhythm theory. For example, there are very many people who do not fit the predicted patterns of biorhythm theory. Rather than accept this fact as refuting evidence of the theory, a new category of people is created: the arrhythmic. In short, whenever the theory does not seem to work, the contrary evidence is systematically discounted. Advocates of biorhythm theory claimed that the theory could be used to accurately predict the sex of unborn children. However, W. S. Bainbridge, a professor of sociology at the University of Washington, demonstrated that the chance of predicting the sex of an unborn child using biorhythms was  50/50, the same as flipping a coin. An expert in biorhythms tried unsuccessfully to predict accurately the sexes of the children in Bainbridge’s study based on Bainbridge’s data. The expert’s spouse suggested to Bainbridge an interesting ad hoc hypothesis, namely, that the cases where the theory was wrong probably included many homosexuals with indeterminate sex identities!

Astrologers are often fond of using statistical data and analysis to impress us with the scientific nature of astrology. Of course, a scientific analysis of the statistical data does not always pan out for the astrologer. In those cases, the astrologer can make the data fit the astrological paradigm by the ad hoc hypothesis that those who do not fit the mold have other, unknown influences that counteract the influence of the dominant planets.

Using ad hoc hypotheses is not limited to pseudoscientists. Another type of ad hoc hypothesis occurs in science when a new scientific theory is proposed which conflicts with an established theory and which lacks an essential explanatory mechanism. An ad hoc hypothesis is proposed to explain what the new theory cannot explain. For example, when Wegener proposed his theory of continental drift he could not explain how continents move. It was suggested that gravity was the force behind the movement of continents, though there was no scientific evidence for this notion. In fact, scientists could and did show that gravity was too weak a force to account for the movement of continents. Alexis du Toit, a defender of Wegener’s theory, argued for radioactive melting of the ocean floor at continental borders as the mechanism by which continents might move. Stephen Jay Gould noted that “this ad hoc hypothesis added no increment of plausibility to Wegener’s speculation.” (Gould, p. 160)

Finally, rejecting explanations that require belief in occult, supernatural or paranormal forces in favor of simpler and more plausible explanations is called applying Occam’s razor. It is not the same as ad hoc hypothesizing. For example, let’s say I catch you stealing a watch from a shop. You say you did not steal it. I ask you to empty your pockets. You agree and pull out a watch. I say, “Aha!, I was right. You stole the watch.” You reply that you did not steal the watch, but you admit that it was not in your pocket when we went into the store. I ask you to explain how the watch got into your pocket and you say that you used telekinesis: you used your thoughts to transport the watch out of a glass case into your pocket. I ask you to repeat the act with another watch and you say “ok.” Try as you will, however, you cannot make a watch magically appear in your pocket. You say that there is too much pressure on you to perform or that there are too many bad vibes in the air for you to work your powers. You have offered an ad hoc hypothesis to explain away what looks like a good refutation of your claim. My hypothesis that the watch is in your pocket because you stole it, is not an ad hoc hypothesis. I have chosen to believe a plausible explanation rather than an implausible one. Likewise, given the choice between believing that my headache went away of its own accord or that it went away because some nurse waved her hands over my hand while chanting a mantra, I will opt for the former every time.

It is always more reasonable to apply Occam’s razor than to offer speculative ad hoc hypotheses just to maintain the possibility of something supernatural or paranormal.’

Básicamente el resumen de toda la gran cita de Carroll es que una hipótesis ad-hoc es válida si se usan en campos de conocimiento “convencionales”, se torna automática mente en inválida para los campos “paranormales” y “seudocientíficos”. ¿Por qué? El amigo Carroll lo cree así porque los “seudocientíficos” usan excusas “sobrenaturales” para salvar la cara de que su teoría o su hipótesis caiga en el olvido cuando se enfrentan a hechos que la contradicen. Pero Galarza parece olvidarse que el mismo Carroll admite como válida esas hipótesis cuando el fenómeno aún no tiene una explicación. En cambio, a Galarza se le ocurre que esto es un indicio de “seudociencia”.

3. Un biólogo que no sabe hacer más que vender

Arriba se indicó que Álvaro y Galarza están completamente seguros que la hipótesis de la memoria del agua no se pude falsar, en cambio a su amigo el biólogo Carlos Chordá cree lo contrario, en 2015 a este hombre se le ocurrió que así lo había “demostrado” un estudio. ¿No quedamos en que no se podia falsar? Unos años antes, Chordá publicó en el 2010 otro artículo donde acusaba de fraude a Jacques Benveniste, y es literal:

‘También le colaron un gol a la otra biblia de la ciencia, Nature, cuando en 1988 el homeópataJacques Benveniste (en la fotografía) publicó su artículo en el que demostraba que el agua tiene “memoria” y es capaz de “recordar” las sustancias que en ella se han disuelto, lo que vendría de perlas para argumentar la magia homeopática. Al menos, los editores insistieron en condicionar la publicación a que investigadores independientes repitieran el experimento. Así se hizo, y jamás se consiguió el sorprendente resultado de Benveniste.’

En el 2009 Chordá escribió un libro editado por LAETOLI, en el cual supuestamente refutaba la homeopatía. En el 2014 los argumentos de Chordá fueron totalmente desmontados. Hasta entontes, Chordá se ha negado a rectificar.

4. Tres físicos que juegan ping pong y se mienten entre sí

A. Pedro Miramontes, mexicano y doctor en física por la Universidad Nacional Autónoma de México. En 2007 coló un artículo (mismo que, para pena de México, sería reproducido en la revista de divulgación algarabía) donde menciona que la revista Nature había “retirado” el artículo de Benveniste:

PM

‘Los resultados fueron negativos. Intentos subsecuentes de reproducir el experimento en laboratorios independientes también fallaron. La revista Nature retiró el artículo de sus archivos y aunque Benveniste nunca se retractó, su prestigio sufrió un daño irreparable.’

 

 

 

Najera

B. Alberto Najera, español, doctor en física y profesor de la Facultad de Medicina de Albacete. El de 27 de Marzo del 2017 escribió que:

‘Jacques Benveniste, famoso por la realización de fraudulentos experimentos para demostrar lo que los homeópatas llaman memoria del agua y por la manipulación flagrante de resultados para defender a la homeopatía. El trabajo, que según la cuestionada revista que lo publicó demostraba que “la homeopatía funciona”, contiene importantes errores metodológicos, especulaciones vagas y exageraciones varias.’

DM C. Daniel Manzano Diosdado, español y doctor en física cuántica. El 24 de Febrero del 2011 repitió lo mismo que Pedro Miramontes:

‘El artículo de Benviste fue retirado de la revista Nature, donde se publicó, al no poder repetir sus resultado.’

 

Cuando un artículo es retractado mantiene una marca de agua con el lema de retracted, como en el ejemplo:

Retract

Ejemplo: Artículo retirado de una revista.

Pero si consultan la base de datos de Nature podrán encontrar, si tienen acceso, que el artículo de Benveniste no fue retirado y no posee ninguna marca de agua. Ahora mismo lo volví a consultar para rectificar.

 

Nature

Primera página del artículo de Benveniste

5. Steven Novella

Durante el 2011, el médico Steven Novella, al que Galarza le tiene devoSNción y lo santifica, publicó un artículo en la seudorevista Skeptikal Inquirer. Tres años depués, su artículo fue traducido al español y publicado en la seudorevista el escéptico. El artículo es una delicia por donde se lo vea, Novella comienza por inventarse que Jacques Benveniste era un ‘homeópata francés’, y en otros dos intentos intenta desesperadamente el descrédito de un científico de materiales:

‘El científico de materiales Rustum Roy, un enamorado de la curación espiritual, amplió la investigación desacreditada de Benveniste, afirmando que las moléculas de agua son como ladrillos, en el sentido de que pueden usarse para construir estructuras que contengan mayor complejidad e información que los ladrillos mismos. Específicamente, las moléculas de agua pueden codificar en su estructura las propiedades químicas de lo que estuvo diluido en ellas… Contrariamente a las afirmaciones de Roy, el agua no tiene memoria. De hecho se caracteriza por ser extremadamente eficiente en no tener memoria. Los científicos pueden discutir si el agua es o no capaz de mostrar ultraestructuras que puedan resistir más allá de la escala de los femtosegundos bajo ciertas condiciones, pero en todo caso se trata de discusiones sobre fracciones de segundo increíblemente pequeñas.’

En esto podemos notar que Novella no logra desacreditar los resultados de Rustum Roy con datos, lo hace atacando su creencia en la espiritualidad, lo que es igual a poner que la gravitación no es cierta porque Isaac Newton creía que los ángeles habían puesto los planetas en su posición. Pero, ¿quién fue Rustum Roy?

Fue profesor emérito de química y física del estado sólido en la Universidad de Pensilvanya, pionero en el estudio de materiales cerámicos, es decir, no era un “aprendiz de divulgador escéptico”, no era un mercachifle que buscara vender libros de LAET… de baja calidad, ¡no!: Fue uno de los mejores químicos de Estados Unidos. Tanto así que retó al guru Ben Goldacre, al que llamó homoeófobo (miedo a la homeopatía), ¡y cuanto razón tenía porque Goldacre nunca fue capaz de refutarle!

En el artículo de Novella se nota una absoluta carencia de referencias a los artículos del Dr. Roy. En uno sus primeros artículos, del 2008, Roy fue capaz de identificar dos potencias homeopáticas distintas a distintos niveles de dilución, incluyendo Nux vomica a la 30C (lo que pedía el ignaro Álvaro) y esto no lo menciona Novella.1 Como si Novella estuviera consciente de hacer trampa, se olvida de Rustum y decide pasar su atención a Luc Montagnier:

‘Recientemente el premio Nobel Luc Montagnier ha dado un impulso a las esperanzas en la “memoria del agua” de los homeópatas al publicar una serie de experimentos en los que afirma que el ADN altamente diluido en agua puede generar señales de radio (Montagnier 2009). Sin embargo, hay numerosos problemas con estos estudios. El primero de ellos es que el diseño del estudio de Montagnier está descuidado hasta el ridículo (Myers 2011). Montagnier usó un dispositivo de detección de señales muy tosco, conectado a un ordenador, y generó resultados sin valor, gobernados por el ruido. Sus estudios no probaron nada (y, nada sorpresivamente, no han sido replicados) pero esto no ha detenido a los homeópatas a la hora de apropiarse de su trabajo para plantear sus reivindicaciones.’

Hagámos una examen más profundo, ¿detección de “señales muy tosco” se parece a detección de señales crudas? Al regresar con el buen amigo Galarza, es posible notar que se fusiló toda la crítica de Novella:

‘Montagnier utiliza un dispositivo de detección de señales crudas conectado a una computadora y con esto generó resultados de ruido, pero sin valor alguno. De modo que llegamos a donde estábamos desde un principio: ¿cómo es que algo que no se ha demostrado siquiera su existencia puede ser el fundamento ad-hoc de una disciplina que tampoco ha demostrado su efectividad, y aun así quererse llamar ciencia?’

Pues bien, Novella cita al seudoescéptico y biólogo Paul Zachary Mayers:

‘I’m not going to criticize the paper because it postulates a mysterious mechanism with no coherent physical cause, though… They’re looking at a minuscule, variable result that is prone to be picking up all kinds of irrelevant signals, yet nowhere in the entire paper can I find the word “blind”. This is the kind of experiment that demands extreme rigor and care, yet the authors don’t even bother to describe the protocols used. That’s a warning sign.’

Básicamente, el “argumento” de estos tres consiste en que la señal detectada por la computadora es resultado del mero ruido de fondo. Tal parece que a estos insentatos no les enseñaron el concepto de resonancia estocastica. Como esto no es un curso de física, me limitare a proseguir en más detalles, como el que todos los seudoescépticos siempre, siempre, y siempre, usan un mismo artículo para “refutar” la memoria del agua, ¿cuál es?

Se trata nada más y nada menos que uno publicado en el 2005 en Nature que para ser más precisos es una carta (Letter). ¿Qué nos ponen en esa carta? La carta que Novella y otros tantos citan con el nombre de Ultrafast memory loss and energy redistribution in the hydrogen bond network of liquid H2O ¿es sobre un experimento con homeopatía? No. ¿Los autores intentaron distinguir entre dos potencias distintas? No. ¿Los resultados de los autores contradicen la memoria del agua? No, no y no.

A estas alturas deberías preguntar ¿por qué no? La carta no cuenta con ningún análisis estadístico, ninguna metodología clara de replicación (a pesar de que lo fue), ¡olvídate de usarla como ejemplo de “rigor”! Con ese estudio intentaron precisar que los enlaces de hidrógeno del agua son muy eficientes en cuanto a su re-distribución, y que la memoria a ese nivel es muy corta. No contradice para nada los experimentos de Montagnier o los de Benveniste.

Comparen el experimento con Resonancia Magnética Nuclear2 donde analizan histamina “homeopática” vs control salino vs agua sin potenciar, todo realizado bajo condiciones estrictas de control, con un protocolo doble ciego. Este estudio tomó más de dos décadas de trabajo en el hospital Hagenau. El experimento fue publicado en el Journal of Molecular Liquids desde el 2009, tiempo suficiente para que los embacuadores “escépticos” pudieran mencionarlo. Hay literalmente cientos de experimentos parecidos con otros métodos y publicados en otras revistas que ninguno de los “divulgadores” menciona, ninguno hasta la fecha. Esto ya es suficiente para señalar su nula credibilidad como “divulgadores” de la ciencia. 

 

6. “Periodismo” nivel teto: Schwarz-stein 

SchLlegamos al punto más álgido de este post, merece traer a colación al charlatán número uno del seudoescepticismo mexicano, a nada más ni nada menos que el seudoperiodista Mauricio José Schwarz. No será necesario repetir que en otros lados lo dejan bastante mal (ver aquí, aquí, aquí, y aquí también… sin olvidar aquí, aquí, aquí, y aquí más,  o la crítica a su nuevo libro, sin olvidar que incluso algunos de sus propios seguidores lo consideran dogmático – tardaron bastante en darse cuenta-).

Este hombre se define como anti filosofía (a pesar de que usa un criterio de demaración a su medida), odia a los filósofos y es un devoto ciego del negocio del PSOE (por eso su guerra contra Pablo Iglesias), un seudomarxista que cambia cuando quiere de izquierda a ultraderecha, aunque centrado más en el seudohumanismo de Paul Kurtz.

Schwarz es toda una caja de sorpresas, nunca se queja de aquellos anónimos cuales le aplauden como un perrito bailarín, pero te bloquea si no les das la razón. Basta encender una duda o señalar un error mínimo para que este embaucador te considere su enemigo mortal y un “magufo”, “un alti” y te mande a desear la muerte (no se preocupen, es tan cobarde que sólo sabe ladrar y no muerde, así que pueden divertirse con él) o te amenace de mandarte una demanda legal (cosa que por experiencia nunca cumple). El hombre se define como :

‘…un divulgador polifacético, instalado en Gijón desde 1999 y perseguidor de la irracionalidad con su blog ‘El retorno de los charlatanes’.’

Este hombre se hizo popular no por ser un profesor emerito (no lo es), no por sus logros académicos (no tiene), sino porque el Círculo “Escéptico” lo puso al frente de parte de su campaña anti homeopatía para escribir un blog llamado “el retorno de los charlatanes”. Desde el 2004, el tipo tiene una serie de escritos de opinión que pasa como verdades facticas pese a que en sí carecen de referencias o, en su defecto, no tiene idea de que lo pone. Parece un puzzle aleatorio de tonterías sin sentido y sin orden. Algunos ejemplos:

A. En 2004, el primer post de Schwarz contra la homeopatía, el hombre estaba completamente seguro de que no existía ningún estudio científico sobre la homeopatía, entre sus principales idioteces a recordar está la siguiente:

‘Hahnemann dio un salto cuántico desprovisto de toda lógica científica y decidió que entonces “lo similar se cura con lo similar” o, como dicen los curanderos homeópatas cuando quieren sonar interesantes, similia similibus curantur, lo que quiere decir que en la creencia de Hahnemann con base en ese solo experimento sin control alguno, para curarse un síntoma cuando esté enfermo, debe usted administrarse una sustancia que provoque precisamente esos síntomas en una persona sana. A esto le llamó “Ley de los similares”.’

Cualquiera que haya leído algo minímamente serio de la homeopatía podrá encontrar que Hahnemann no se basó en un sólo experimento, sino en más de 90 provings que registró a lo largo de su vida, un dato histórico que el pelajustan de Schwarz no se molesó en buscar. En el mismo artículo Schwarz prueba que no sabe matemáticas:

‘Según sus cálculos, se podía, por ejemplo, hacer una tintura alcohólica de una planta y diluirla sucesivamente hasta que hubiera finalmente una parte de la tintura original por cada billón (un uno con doce ceros) de la dilución final, o 1:1,000,000,000,000. Las diluciones son tales que no queda ni una sola molécula de la sustancia original en el remedio que se le administra al paciente. Pero según Hahnemann, no importa, porque está “el espíritu” del agente curativo.’

Según este idiota, una dilución de 1: 1 000 000 000 000 = 1/100^6 no puede contener nada, aunque esa dilución sea una potencia 6 CH (12X) que, para terminos generales, no supera la constante de Avogadro. La idiotez infinita de Schwarz no termina aquí.

B. El hombre comentó que había obtenido un título oficial de “especialista certificado”, aunque realmente no se tratará de un título real, sino de un reconocimiento sin validez por parte de la empresa Boiron. Incluso un seudoescéptico argentino, Ezequiel Del Bianc y posiblemente uno de los primeros en obtener el diploma, menciona tener un certificado y no un título.

C. En el 2014, y después de que omitió la bibliografia básica, Schwarz intentó refutar la homeopatía porque apenas se enteraba de que había distintas escuelas (¿se habrá dado cuenta que su propio seudoescepticismo tiene varias escuelas, desde el dogmático seudofalsacionista ingenuo, el verificaionista seudoescéptico, los bungueanos, y los fasceanos que se creen la moda?). Si en el 2004 negó la existencia de estudios científicos, cuando no pudo ocultar la montaña se decidió en atacar de otra forma más ruin, ahora para él ya había estudios (aunque sólo los que le dan la razón):

‘Las revisiones sistemáticas que existen (como ésta y ésta)  sobre los estudios que los prohomeópatas blanden como pruebas contundentes siguen concluyendo que a) la homeopatía no parece tener efectos distintos del placebo y b) que mientras más riguroso es el diseño y realización de un estudio, más probable es que no encuentre beneficios más allá del placebo… Pero luego están los defensores de la homeopatía materialista que, por el contrario, aseguran que los efectos de los medicamentos homeopáticos son reales, físicos y medibles, que tienen una validez química demostrable y que, incluso, hay estudios científicos que cuando menos a ellos les parecen prometedores (si algún día se demuestra que los resultados alentadores no sólo los tienen los creyentes, claro, y los resultados son sólidos y la metodología correcta, cosa que según la mayoría de los científicos no ocurre).

Algunos de los que defienden la eficacia demostrable, suelen hablar de la “memoria del agua”, propuesta interesante pero nunca demostrada. Aunque luego se hacen un lío con la memoria del agua, porque mientras para algunos es sólo que el agua conserva “el espíritu curativo” de la sustancia que una vez tuvo diluída, otros aseguran que esa sustancia se fija (nunca dicen cómo) en la estructura molecular del agua, y otros aún dicen que son vibraciones tales que pueden transmitir los remedios homeopáticos por Internet, como aseguró hacerlo Jacques Benveniste, una hazaña que no ha reproducido ninguno de sus defensores.’

Cuando se revisan adecuadamente las referencias de este señor, se puede notar que hizo trampa. Su cita de que la ‘mayoría de científicos no ocurre’ es la opinión de… ¡Steven Novella! Este inútil intentó refutar los estudios para medir con EEG la respuesta fisiológica de la homeopatía en sujetos sanos, los estudios fueron realizados en la Universidad de Arizona, y su única queja fue que el servicio nacional de salud se había gastado millónes de doláres. Irónicamente, el primero de una serie de estudios con EEG y homeopatía fue publicado en el 2004, justo cuando el embaucador de Schwarz escribía su primer post, asegurandose de hacer creer que no había estudios. En este mismo año se publicaba la una de las decenas de replicaciones del experimento con anti IgE y basófilos pero usando histamina, el sistema es muy parecido al que usó Benveniste sólo que con técnicas mucho más precisas y con cuatro laboratorios participantes. Y en el 2009 se publicaría otro estudio más.

Es claro que los “argumentos” o más adecuadamente, las mentiras de Schwarz son las que siguieron Galarza, Álvaro, Najera y toda la serie de socios de ARP-SAPC, Círculo Escéptico y sus variantes. Schwarz hizo uno de los mayores fraudes en la divulgación, fraude que debería resonar con fuerza para lección de las futuras generciones, fraude que debería ser denunciado energicamente en todos los medios posibles para que nadie olvide que Schwarz es un vulgar embaucador que no merece respeto alguno, merece ser juzgado como lo que es, un criminal que instó al odio, la persecución y la paralización de investigación que pudo repercutir en toda la sociedad. Schwarz se contenta con rechazar los estudios, previamente mata al mensajero y lo califica de “creyente” con lo cual evita, aparentemente, hacer el ridículo sin nunca dignarse a responder propiamente y sin ayuda. Ante un debate, necesita de sus centinelas para que le cubran la espalda y evitar recibir refutaciones en las cuales quede claramente como lo que realmente es, así que prefiere proteger su blog de comentarios para que no le expongan.

7. Mulet, muletas: Fat and Furious

MulOtro de los que merecerían más atención es el pro Monsanto José Miguel Mulet Salort. Este Químico financiado por Bayer y Monsanto, publicó un libro con el nombre de “Medicina sin engaños”. Desde el 2015 el capítulo sobre la homeopatia fue totalmente refutado y, como Chordá, se negó a retractarse (lo que no ha impedido que su cartera siga engordandose a costa de millónes de muertos por el Round Up). Lamentablemente no hay nada más que añadir a este señor, desde entonces se ha limitado a repetir las mismas sandeces en los medios de comunicación.

8. Angelo Fasce: El gatling que se quedó sin municiones

No hay duda que los seudoescépticos sufren por tener varias “escuelas” donde no se ponen de acuerdo, tanto como Fasce y Galarza, y que como sus maestros, admiten que el falsacionismo ingenuo mantiene contradicciones. Ambos coinciden en que, excepto blancos facíles, no saben como realmente distinguir una “seudociencia”. Como una respuesta desesperada, hace unas horas Fasce publicó una nota más intentando defender un “nuevo” criterio de demaración, de su maestro Sven O’Hansson. Ahora la memoria del agua, y en contradicción con su postura anterior, es algo metafísico, ¿no quedamos en que sí era falsable?

‘En primer lugar, porque si lo intentamos la ciencia les otorga estatus social, haciéndolas parecer hipótesis científicas válidas. En segundo lugar, porque intentar contrastaciones experimentales de estas ideas es un esfuerzo vano, dado que obtener resultados es imposible por definición; e incluso si probamos su radical improbabilidad sus defensores siempre podrán refugiarse en el nivel de la posibilidad lógica y salvar así su creencia —o su negocio—. Y, en tercer lugar, y debido a lo anterior, porque es un desperdicio de recursos y de energía… presentarse públicamente como ciencia: consiste en parasitar los espacios de enseñanza y organización profesional de la ciencia, así como sus medios de divulgación, su lenguaje, sus formas tecnológicas y/o su estética.’

Básicamente lo que este embaucador propone es que no vale la pena estudiarla porque usa la misma queja de Novella: Que supone un gasto inútil de recursos, que antes de saber el resultado ya sabe que será nulo (negando los resultados que sí se han obtenido). Novella no trata de evaluar objetivamente, su defensa consiste en salvar la cara al estatus que cree perdido y amenazado con la introducción de disciplinas que le parecen ajenas a la ciencia, y termina por rechazar la contrastabilidad y refutabilidad, al igual que los aspectos internistas y externistas de la epistemología.

Fasce es puro humo y, al igual que la propaganda de ARP, su objetivo es puramente mercantil y mediático, adornado de falacias emocionales y una creencia ciega a idiotas como Schwarz, a descerebrados como Galarza y otros que se presumen como grandes genios por haberse llenado la camiseta con pines del Círculo “Escéptico”.


Conclusiones

Por experiencia, la mayoría de seudoescépticos son verificacionistas o seudofalsacionistas ingenuos. Actualmente no tienen ningún criterio reproducible y que no se haya fórmulado a priori, incluso las propuestas de sus nuevos gurues no tienen replicaciones independientes y sólo sirven para demaracar disciplinas de bajo nivel como el creacionismo o la astrología en su versión zodiacal.

En 1986 se fundó la “Alternativa Racional” a las Pseudociencias (ARP-SAPC), tras ya poco más de 30 años desde su fundación y la puesta en marcha de su guerra psicológica basada en un falsacionismo cutre, es claro que su estrategia falló completamente y por eso tuvieron que pasar a la censura, ya no les quedan más armas. 


Anexo

  1. Si te cuentan que ningún experimento sobre la memoria del agua ha dado resultados “positivos”, te mienten.
  2. Si te cuentan que la hipótesis de la memoria del agua no es falsable, te mienten.
  3. Si te cuentan que Benveniste fue “homeópata”, te mienten.
  4. Si te cuentan que Benveniste hizo “fraude”, te mienten.
  5. Si te cuentan que el artículo de Benveniste fue retirado, te mienten.
  6. Si te mencionan a un tal “Benaviste” o un “Benbeniste” es momento de que prendas tus luces rojas, es posible que estés ante un embaucador intentandote vender su último refrito en libro de Amazon.
  7. Si te cuentan que nadie antes de Benveniste había intentado “demostrar” la memoria del agua, te vuelven a mentir (en el estudio de Benveniste se citan al menos dos referencias de experimentos previos con altas potencias).
  8. Si te sueltan la carta de Nature publicada en 2005 como prueba irrefutable contra la memoria del agua, te mienten.
  9. Si te sueltan que el estudio de Benveniste intentó “demostrar la eficacia” de la homeopatía, te mienten. El estudio fue en un sistema in vitro usando antiIgE potenciada en una muestra de sangre rica en plasma para ver si reaccionaban los basófilos más sensibles, con este experimento se intentó “demostrar” que una solución potenciada de anti IgE puede desencadenar un efecto, nada más.
  10. Si el “escéptic@” se presenta con el membrete de ARP-SAPC, APETP, Círculo Escéptico, RedUne o cualquier organización de este tipo con conflictos de intéreses, y que se ostentan como “neutrales”, es altamente seguro que te mentirá y no cambiará su posición, sin importar el número de pruebas científicas que le des.

Notas

1. En este entonces a un geólogo un teto se le ocurrió mencionar que el artículo de Roy tenía “imagenes duplicadas” entre la figura 1 y la figura 2, sin darse cuenta que efectivamente era así pero no porque existiera fraude, sino porque la figura 2 es un cuadro comparativo entre las potencias de Nux vomica y el Natrum muriaticum.

2. En 2013 el infame seudoperiodista Luis Alfonso Gámez financió una serie de capítulos llamado “Escépticos”, uno de ellos completamente dedicado a la homeopatía. Este esperpento trató de minimizar el experimento con espectrosopia de RMN, en este caso decidió contactar a un grupo de físicos nucleares para analizar el contenido de un glóbulo de Sedatif PC a la 6CH para intentar detectar el contenido. A pesar de que los mismos físicos le comentaron que a esos niveles de detección había muy poco, Gámez insistió en que “no hay nada”. Debe notarse que los resultados de su “experimento” jamás fueron publicados, una sola medición no es suficiente. Gámez ha sido protagonista, junto a su alumna, América Valenzuela, como los baluartes del fraude y protagonistas del programa Órbita Laika de RTVE, España, programa que con el tiempo ha resultado un fracaso.

3. En otra ocasión, al teto de Galarza se le ocurrió mencionar que revistas como el International Journal of Quantum Chemistry y Naturwissenschaften eran revistas “con acceso abierto”, aunque no es así. Para un estudio con RMN se le ocurrió poner esta estúpidez:

‘Del trabajo de la ETH Zurich comentaría más o menos lo anterior: me encantaría ver las replicaciones de otros estudios en varias partes del mundo, confirmando los mismos resultados de su meta-análisis, ya que hasta donde conozco, la mayoría de los meta-análisis demuestran justo lo contrario: la homeopatía no supera el placebo’

Este grandísimo idiota no se dio cuenta que un estudio con RMN no es un meta-análisis, el estudio fue una replicación del estudio del Dr. Demangeat. En cuanto a otro estudio de carácter teórico, le dio la gana poner:

‘El estudio de Widom et. al. sería interesantísimo para muchos investigadores biomédicos y químicos farmacobiólogos escépticos (pienso tal vez en Steven Novella), pero habría que ver si su metodología es precisa y si los resultados pueden replicarse aquí y en China… Sin embargo, un estudio como el de Widom tampoco es prueba de nada. No prueba la existencia de la memoria del agua como un fenómeno real, ni nada más allá (como probar la validez de la homeopatía u alguna otra pseudociencia).’

De nuevo, este idiota supone que un estudio teórico debería ser una “replicación”, y se le ocurre que un experto para evaluarlo es su heróe Novella. Merece destacar que Galarza no leyó ninguno de los dos estudios, trata de ocultar su ignorancia tal como sus amigos Fasce y Álvaro.

40 comentarios en “Record fatal: 30 años del engaño seudoescéptico, tiempo de denunciar

    1. ¡Fecilidedas!
      ¡Eh aquí el primer comentario de un anónimo que corrobora el contenido del post!

      Gracias por tu graciosa participación, la próxima vez vuelve con pruebas y no con lloriqueos. Y por favor, escribe algo que sea inteligible.

      ¡Saludos cordiales!

      Me gusta

  1. Mi querido Isidro, me alegra muchisimo verte “in movimiento”. (Soy Gloria Alcover ). Evidentemente el acùmulo de “opiniones” no sòlo mal fundamentadas, idiotas y vergonzosas para cualquier pensador, que has tenido la paciencia de recoger y exponer, tienen la caracterìstica, ademà, de ser perversas. No se porqué tienen tanta dificultad de entender algo tan extraordinario como la Homeopatia. El mundo de hoy se mueve con paràmetros y modos habituales de comunicaciòn que nada tienen que ver con el mundo “molecular” o sòlo fisico-quimico neolìtico. La unica razòn que lo puede explicar es el cocktail de “obtusidad, prepotencia, culto de sì mismo sin verse y venta al mejor postor, sea quien sea+ cinismo y falta del minimo pudor y respeto al pensar en si mismo”. Un cocktail nefasto. Eso que se ha entendido siempre por LA MISERIA Y LA MALDAD HUMANA.

    La Homeopaticidad es lenguage del Universo. La memoria del agua la conocen todas las culturas -menos la nuestra- sin necesidad de pasar por el laboratorio, los conejos y la aceptaciòn del Estado. Es simplemente una CONSTATACION REAL DE LA VIDA MISMA, que no depende de la demostraciòn de algùn incrospido que se autonombra “cientìfico” el mismo. Los trabajos de Masaru Emoto son otra maravillosa constataciòn… y las curaciones grandiosas verificadas con la Homeopatìa son otro dato de la constataciòn/observaciòn propio del Metodo Factico. En verdad, ademàs de perversos y estupidos -en el sentido proio del termino) esta gente es cobarde, una cualidad poco elegante del ser humano. Bastarìa proponer la Experimentaciòn Pura a todos estos malvados detractores, que no se pueden llamar ni siquiera escepticos, porque no tienen nada de lo que dudar puesto que nada han comprobado, tocado con mano y comprendido. Yo les harìa experimentar Glonoinum…o Colocynthis..”repetidito repetidito”….. que es rapido Y “eficaz”.

    No me alargo. La bondad extraordinaria de la Homeopatìa Clasica bien aplicada. La maravilla del pensamiento que abre sin cesar y que ha abierto en todos nosotros, medicos afirmados y “universitarios”. La maravilla de tocar con mano lo que es verdaderamente “curar” ..nos moverà a todos los homeopatas clasicos a luchar sin fin por el Bien que causa, porque es verdadero Arte y Ciencia Medica, para honorar a tantos grandes hombres que la desarrollaron empezando por Hahnemann, que fuè sin duda una mente catàrtica , revoluzionario, apòstol autentico de la Medicina (Apòstol= portador de Buena Nueva)… y peldan’o fundamental en el salto alla Medicina Futura.

    Te agradezco personalmente y publicamente la apertura de la ventana que has abierto. Asi, estando un poco lejos de Espan’a, continua a estar en “mi Espan’a”, junto a todos vosotros, como cuanto empezamos hace màs de 35 an’os. Un abrazo de corazòn y seguirè “en linea” Gloria Alcover.

    Me gusta

    1. Guau, tu comentario es fantástico, al igual que el trol anterior, no sólo te limitas a dudar de mi conocimiento, sino que directamente no aportas ninguna prueba o refutación. Cuando lo desees podemos discutir de Ove Hannson, Marteen B, M Pigliucci, Poper, Khun, Adorno, Fayerabend, Bunge, Lakatos, o quien quieras (autores que conozca, claro está). Gracias por participar, tu comentario será postulado entre uno de los más estúpidos.

      Me gusta

  2. Bla bla bla bla bla bla… menuda charlatanería absurda… no sé si el autor pertenece a la categoría 1 o a la 2 de los tipos que creen en la homeopatía. La 1 es la de los estafadores que saben que es mentira pero hacen lo que sea para ganar dinero. La 2 es la de los que se lo creen de verdad (lo cual denota pocas neuronas). Lo simpático es que este señor encima insulta repetidamente (con obsesión enfermiza) a los que escribe en contra de sus creencias (porque no pasan de “creencias”). Está muy bien eso. Yo defiendo una estupidez pero si alguien va contra la misma… cargo contra él y le llamo idiota y mil cosas más. Es casi psicópata ese comportamiento. Y por supuesto, le quita toda validez a cualquier otra cosa que escriba. No pierdo más tiempo en esta basura de blog ni en su enfermo (y seguramente económicamente interesado) blog. Lo que ha avanzado el hombre en ciencia, conocimiento, tecnología, etc. para que en pleno 2017 tengamos que seguir aguantando a charlatanes que pretenden que te cures con agua con azúcar (pagándosela, claro) o con imposición de manos, o radiando agua con “radiación procedente de agujero negro” (lo vende un gran laboratorio homeopático), agua rociada con aire de cabina de avión y otras sandeces propias de los que intentaban engañar a los catetos pueblerinos en el pasado, pero que ahora pretenden extender. Lo siento por ellos porque la sociedad camina hacia la educación y la cultura y toda esta charlatanería terminara desapareciendo o reducida de nuevo al engaño de un par de analfabetos. Espero que pronto, además, las leyes se endurezcan y persigan clara y eficazmente a estas estafas y sus estafadores. A la carcel a beber agua con azúcar, hombre ya…

    Me gusta

    1. Que tal, mientras me acusas de llamarles idiotas te olvidas que ellos me llaman peor o igual. La diferencia con tus mequetrefes es que yo sí aporto referencias y argumentos, mientras tus idolos se conforman con soltar el mismo insulto una y otra vez. Y está bien que pidas el enduremicimiento de las leyes, puede que después esas leyes te pasen la factura a ti a tus amigos. Y si un día vuelves a comentar, te pediré que pongas pruebas de mi supuesto interés económico”. También me haces llegar tu demanda penal, a ver quien gana.
      ¡Saludos cordiales!

      Me gusta

  3. Un artículo plagado de “ad hominem” y pretenciosamente enrevesado, en un fondo muy largo para aparentar profundidad. Un texto trabajado para engañar.
    Aunque el párrafo dedicado a Mulet te ha quedado muy deficiente, en todos los sentidos.

    Me gusta

    1. Tu comentario es encantador, pero no sirve de nada si no indicas dónde están las falacias ad-hominem. El artículo no es largo, pero es bastante sustancioso para resumir las posturas de los seudoescépticos y refutarlos. El párrafo de Mulet no precisa de más, está el enlace a otro artículo donde se le refuta, y como Mulet no ha añadido ningún argumento nuevo no es necesario repetir lo que ya se ha escrito. Y dado que no provees ninguna razón, tu opinión merece ser descartada, así que sólo corroboras las conclusiones del artículo. Supongo que la próxima vez será necesario incluir a tu amigo “Jack Rational”.
      ¡Saludos cordiales!

      Me gusta

  4. Hay muchos “ad hominem”. Pero pongamos unos ejemplos:

    “Llegamos al punto más álgido de este post, merece traer a colación al charlatán número uno del seudoescepticismo mexicano, a nada más ni nada menos que el seudoperiodista Mauricio José Schwarz.”

    “Otro de los que merecerían más atención es el pro Monsanto José Miguel Mulet Salort. Este Químico financiado por Bayer y Monsanto, publicó un libro con el nombre de “Medicina sin engaños”. Desde el 2015 el capítulo sobre la homeopatia fue totalmente refutado y, como Chordá, se negó a retractarse (lo que no ha impedido que su cartera siga engordandose a costa de millónes de muertos por el Round Up). Lamentablemente no hay nada más que añadir a este señor, desde entonces se ha limitado a repetir las mismas sandeces en los medios de comunicación.”

    Y, por último, de Fasce:

    “Básicamente lo que este embaucador propone es que no vale la pena estudiarla porque usa la misma queja de Novella: Que supone un gasto inútil de recursos, que antes de saber el resultado ya sabe que será nulo (negando los resultados que sí se han obtenido). Novella no trata de evaluar objetivamente, su defensa consiste en salvar la cara al estatus que cree perdido y amenazado con la introducción de disciplinas que le parecen ajenas a la ciencia, y termina por rechazar la contrastabilidad y refutabilidad, al igual que los aspectos internistas y externistas de la epistemología.
    Fasce es puro humo y, al igual que la propaganda de ARP, su objetivo es puramente mercantil y mediático, adornado de falacias emocionales y una creencia ciega a idiotas como Schwarz, a descerebrados como Galarza y otros que se presumen como grandes genios por haberse llenado la camiseta con pines del Círculo “Escéptico”.”

    Me gusta

    1. Es una pena pero no. La falacia ad-hominem es atacar sin argumentar, tú estás confundiendo el reírse de los embaucadores con hacer un ad-hominem. Vamos por puntos.

      1. Mauricio Schwarz no tiene titulación en periodismo. Y como te gusta hacer comparaciones, me tomo la licencia en hacerlo: Si alguien se hace pasar como un químico y no tiene licenciatura en química o ni siquiera ejerce la química (porque hay científicos que nunca estudiaron una carrera universitaria pero aportaron conocimientos valiosos), ¿estarías dispuesto a no señalar que usurpa una profesión de la cual no ejerce o no tiene titulación alguna? Por sistema, Schwarz tampoco ejerce el periodismo ético, su máxima obra se reduce a una biografía del gran activista SuperBarrio Gómez (que ese sí merece respeto), pero Schwarz no hizo nada por la Asamblea Nacional de Barrios. A lo sumo, Schwarz se podría presentar como opinador u aficionado al periodismo y no tendría problema (el “Club de Periodistas de México” tampoco es legal en México, es una organización de los llamados cursos ‘patito’). Además, te estás saltando la parte donde Schwarz comete errores, y eso que he sido bastante generoso para no indicar los restantes, incluyendo las falacias del hombre de paja [cuando gustes te puedo facilitar esos ejemplos]. De hecho, en el blog anterior se le refutó completamente, al menos hasta sus post del 2014 de la homeopatía, eso pasó hace tres años, si no te enteraste, bueno, no es mi problema.

      https://homeopatiayseudoescepticismo.wordpress.com/2014/01/30/20-anos-del-desinformador-mauricio-jose-schwarz/

      2. En un post más reciente del blog se justifica que Mulet sólo sea un empleado de Monsanto. Por otra parte, no sé si no puedes o no sabes, pero te facilito el enlace donde un bloguero me invitó a poner una refutación: http://hezeptikos.blogspot.com/2015/11/jose-miguel-mulet-salort-critica.html [Aquí hago notar que invité al propio Mulet a que debatiera y se negó, sus razones tiene, justificadas o no].

      3. De Fasce, confundes llamarles idiotas (que es un insulto bastante leve, comparado con el que ellos hacen) con el ad-hominem. Y sí, hay bastantes pruebas de que el movimiento “escéptico” lucra con la desgracia de la gente para vender libros, refritos que fundamentalmente siguen siendo los mismos “argumentos”. Pero eso es otra historia. Además, recuerda que uno de los axiomas del movimiento “escéptico” es que no debe haber corrección política, si no les gustan sus propias reglas ¿para qué las promueven?

      Si encuentras un error real (ortografía, sintaxis, una falacia) con gusto puedo rectificar y poner una nota indicando el error o una disculpa. Pero si vienes con que hay ad-hominem’s fantasmas, pues me temo que así se quedará. Sería mejor que los propios autores lo indicaran, aunque es poco probable.

      ¡Saludos cordiales!

      Me gusta

  5. He seguido a Schwarz y nunca le he escuchado que diga que tenga alguna titulación; no sé como puede hacer intrusismo profesional.

    Mulet es profesor de Universidad. No puede estar financiado por ninguna empresa. Solo tiene su sueldo público. Otra cosa es que diferentes empresas financien proyectos de investigación a la Universidad, no a un profesor.

    Bueno, ya que justificas los “ad-hominem’s” voy a hacer uno. Aunque en este caso será sin falacias ni insultos.

    Para hacer tu labor minuciosa de análisis crítico y denuncia de los divulgadores de las falacias de la homeopatía se requiere un alto estímulo; puede tratarse de un estímulo emocional (¿cual puede ser?) o uno económico. Como escribes este blog de madera anónima no podemos entrar a analizar esto. Tampoco es menester.

    Lo que sí llama la atención es tu manera emocional de criticar a tus divulgadores oponentes y de responder a los comentarios. ¿Por qué?. ¿Para defender una rama de la medicina alternativa?. ¿Esa que defiende que cura muchas cosas sin ningún efecto secundario a partir de una presunta e indemostrada memoria del agua dentro de unas pastillas de sacarosa sin agua?.

    ¿A eso dedicas tu tiempo y esfuerzo?.

    Me gusta

    1. 1. Desde que se presenta como periodista, en todo caso debería presentarse como comunicador.

      2. Cuando una empresa financia un proyecto de I+D tienes que declarar conflictos de intereses, y no es porque te pague directamente, es una norma ética. Mulet no lo hace en ninguno de sus artículos. Por supuesto, esto no indica nada de si el trabajo vale o no, hay trabajos muy buenos financiados por directamente o no por la industria.

      3. En la sección “Acerca” te puedo dar un premio de 5 000 dolares si pruebas que tengo un estimulo “económico”, no es mi deber probarlo, la carga de la prueba reside en ti.

      4. Ningún ser está libre de emociones y pareces suponer que los “escépticos” no la tienen. El hecho es que este blog testifica con argumentos que sus razonamientos no son racionales, sino emocionales, algo irónico.

      5. Correcto, la memoria del agua no es que esté “demostrada”, está probada experimentalmente.

      Me gusta

  6. Y hablando de intrusismo; si una rama de la medicina alternativa demuestra, bajo los parámetros farmacológicos, que funciona por encima del efecto placebo se aceptaría como medicina. Pretender colarse como medicina cuando no pasa las pruebas farmacológicas se podría denominar intrusismo (no profesional, claro está).

    Los productos homeopáticos se venden sin pasar las pruebas farmacológicas (que en varios estudios neutrales indican que igualan al efecto placebo). Por tanto, no tienen el control que tienen las medicinas ni el seguimiento de efectos secundarios ni alarmas, que no tienen, ya sabemos. Pero es que son las mismas empresas homeopáticas las que así lo quieren (no son tontas).

    En fin, qué vamos a decir de la presunta memoria del agua en pastillas de sacarosa sin agua. ¡Magia!.
    Un producto sencillo, barato y que cura casi todo, sin ningún efecto secundario. ¿No te suena a perfecto producto milagro?.

    En cuanto a ti, pues nada, tú sigue dedicando tu tiempo a intercambiar zurdazos con quien se ponga delante, dentro de tu deporte favorito, el boxeo dialéctico. No lo haces mal, aunque sí el tema escogido.

    Me gusta

    1. 1. Tienes ideas muy ingenuas, el cliché de que algo que se “demuestre” se acepte automáticamente omite muchos aspectos ideológicos. Así que no es correcta tu afirmación de que ninguno haya pasado los estudios farmacológicos. Además, tu afirmación de que “en varios estudios neutrales indican que igualan al efecto placebo”, carece de relevancia sino indicas cuáles son esos estudios en concreto, si son relevante para un tipo u otro de homeopatía, si reflejan la práctica clínica en condiciones controladas o son estudios mal diseñados como algunos que se hicieron en los años ochenta y principios de los noventa donde suponían “replicaciones fallidas”. A estás alturas es imposible que no hayas leído sobre los 11 ejemplos de estudios doble o triple ciego publicados en revistas científicas, y esos son algunos ejemplos (hay muchos más, por supuesto y otros apenas se están estudiando con mejores diseños).

      https://losseudoescepticos.wordpress.com/2017/06/11/seudologica-en-el-seudoescepticismo-su-mundo-se-desmorona-y-no-lo-quieren-aceptar/

      2. No todo los homeopáticos son “pastillas de azúcar”, eso lo menciono en mi artículo criticando a Mulet, ¿seguro que lo leíste? No repetiré los enlaces donde se discute la parte las “pastillas de azúcar” y la memoria del agua, parece que no te interesa.

      3. No hay necesidad de los “zurdazos” o del boxeo dialéctico, hay necesidad en re-evaluar la homeopatía para separar la paja del trigo, y entre esas tareas no sólo está descartar los homeopáticos que puedan funcionar de los que no, sino de re-examinar todos los falsos argumentos que se han puesto en contra. A día de hoy, y evaluando exhaustivamente la literatura “escéptica”, ningún “escéptico” ha dado un argumento válido, todos los que se presentan como tales o se tratan de engaños burdos o simples repeticiones o son falsas analogías. Este blog sólo es una hoja, un resumen demasiado escueto, si algo así puede refutar en un mes años de literatura presuntamente “escéptica”, ¿cuál crees que será el resultado si se hiciera un artículo científico?

      ¡Saludos cordiales!

      Me gusta

  7. Dentro de tu anonimato sí nos anuncias algunas características de tu perfil: eres ateo y ex-escéptico.
    Por tu estilo, me da la sensación de que te gusta debatir… y me atrevo a decir que te cansaste de hacerlo con creyentes defensores de un mito. Prefieres “combatir” contra “personas de tu altura”. ¿Me equivoco?.

    En base a esto, entiendo que Mulet no quiera perder el tiempo con esto. Yo dedicaré un poco de tiempo, solamente para intentar comprender qué te estimula para esta extraña cruzada. Lo es si pretendes enseñar al mundo que un producto milagro (sencillo, barato, que cura casi todo y sin ningún efecto secundario) es medicina de verdad aunque la ciencia oficial conspire contra ello. Pero bueno, al fin y al cabo es un tema con el que puedes debatir con personas racionales.

    ¡Ah!, muy gracioso aquello de que no se acepta la memoria del agua por aspectos ideológicos.

    Me gusta

    1. Muy buen comentario pero te has aventado unos lindos ad-hominem.

      1. En ningún lado hay una “cruzada” de mi parte, pero no puedo mencionar lo mismo de tu parte (o de tus pares).

      2. En ninguna parte he mencionado que “la ciencia oficial conspire contra ello”. Tu respuesta es muy graciosa ¿sabes por qué? Porque la propia ciencia “oficial” les está dando duro a los seudoescépticos, y es cada vez más común que existan muchos artículos a favor de la homeopatía. Así que no te hagas ilusiones porque buscando y contando los artículos “escépticos”, los pocos publicados en una revista con revisión por pares, han disminuido dramáticamente, y eso sin mencionar que su premio del millón de dolares (ese premio de chocolate ya no existe más), las revistas que tienen por parte del CSICOP-CFI han sido un fracaso. Si crees que es una conspiración, bueno entonces es una mini conspiración pero de esas que sólo ocultan algunas cosas y las puedes sacar.

      3. De hecho aquí no se afirma que la homeopatía “cura casi todo” (algo muy vago), y te equivocas, una tintura madre o una baja potencia sí que puede un efecto secundario si no se toma bien. ¿Necesito recordarte cuando los simpáticos del AECH contradijeron sus creencias de fe? Por favor, si crees lo contrario te invito a que te suicides con Belladona en solución a una potencia 4D. Creo que no tendrás problemas, ya que ustedes siempre afirman que toda la homeopatía es “agua y azúcar”.

      http://explicandoalexplicador.blogspot.mx/2015/12/la-feligresia-de-la-ciencia-xxiv_3.html

      4. Te puede parecer gracioso lo de los aspectos ideológicos, pero por fortuna, te guste o no, esos se pueden superar. Más bien, lo que te debe parecer gracioso es cuando tu doctrina de fe se esfume lentamente.

      Y con respecto a los motivos, puedes especular todo lo que quieras. No gano o pierdo nada, y si tienes a un ex-seudoescéptico, pues ya imaginarás lo que se puede lograr. No temas, su caída no será dolorosa, excepto hasta que llegan al fondo.

      ¡Saludos cordiales!

      Me gusta

  8. Es maravilloso disponer de un producto con las siguientes características.-
    – Sencillo: cuyas bases se desarrollaron hace más de dos siglos, cuando la medicina era casi toda efecto placebo y no se habían descubierto ni siquiera los patógenos.
    – Barato: presentado en cajas de 5 a 40 €, muy mayoritariamente.
    – Que cura casi todo: resulta que hay productos homeopáticos para casi todas (o todas) las enfermedades; como no soy médico desconozco si son todas las enfermedades conocidas las tratadas por estos productos, de los cuales hay miles diferentes.
    – Y sin ningún efecto secundario descrito. Por ello los productos homeopáticos no necesitan receta médica ni ser validados por el protocolo farmacéutico; solo requieren demostrar su inocuidad, de la misma manera que los complementos alimenticios.

    Y menos mal que hay personas como tú que se esfuerzan en enseñar a la humanidad esta “maravilla de vida”, en contra de tantos intereses perversos a los que tienes que derrotar.

    ¿Y como se presenta esta maravilla?. La gran mayoría son pequeñas pastillas de sacarosa; hay una minoría que se presenta en forma de agua y… nada más, solo agua. La presunta “memoria del agua” (concepto mágico) ni siquiera considera que el agua puede tener cientos de miles de años y su memoria debería extenderse a todos los sustratos terrestres por los que percoló (y del cielo también). La homeopatía pretende que el agua es virgen y pura hasta que llega al laboratorio de la empresa que hace buen negocio con estos productos inocuos; a partir de ahí el agua “empieza a tener memoria”.

    Si yo quisiera defender algún concepto excéntrico como la tierra plana, mi estrategia consistiría en llenar los comentarios de presuntos estudios y liar los conceptos, al tiempo que ataco la honestidad de mis oponentes. ¿Te suena?.
    Al principio lo puedes hacer para entretenerte y echarte unas risas, pero si te acostumbras llegas a perder la noción de la realidad. Tú mismo.

    Me gusta

    1. 1. Los patógenos ya se intuían, sólo que no se habían probado como agentes causales hasta los postulados de Koch. Esto no es un argumento en contra.

      2. El hecho de que más de mil científicos y “divulgadores” hicieran el ridículo con sus “suicidios” es indicativo de que tras más 200 años no entendieron lo más básico de la homeopatía. Y confundes el efecto placebo con las sangrías y sanguijuelas y el calomelano que tenían un efecto específico como matar al paciente.

      3. Realmente los precios varían mucho en cada país, y no en todos son caros.

      4. Confundes curar con aliviar, muchos de los OTC que se venden no prometen curar sino aliviar síntomas, lo mismo que hacen muchos de sus pares “convencionales”

      5. La inocuidad también se puede probar por la experiencia, y de todas formas si crees que estos son “a mí me funciona” (que no lo es), en algunos lugares existe seguimiento de casos adversos, más cuando son tinturas madre.

      6. Realmente no he mencionado la sentencia “intereses perversos”, dudo que un seudoescéptico sea perverso, me parece más bien ingenuo o estúpido. Y por si preguntas, dudo que haya un “gobierno tras las sombras”, esas tonterías se las puedes dejar a Luis Carlos Campos y su séquito de bobalicones. Tampoco he mencionado que la homeopatía sea un “maravilla de vida”.

      7. Realmente tus comentarios son cada vez más absurdos y divertidos, repites lo mismo que encuentras en cualquier foro “escéptico”. Ni el agua es 100% pura (lo que cuestiona las tonterías de la campaña 100% de Agua) ni es que tenga memoria una vez llegada a un laboratorio. Si esos laboratorios hacen negocio o no, no afecta el análisis. Ahora mismo te puedo poner 100 comentatios con contenido exactamente igual al tuyo, quizá ahí se debería indagar por qué su mente vaga por el espacio y casualmente todos ellos coinciden, ¿será una epidemia de estupidez o ingenuidad colectiva como la tarantella?

      8. Como no podía faltar (y es en serio hasta el momento no ha faltado) es que intentes comparar la memoria del agua con la tierra plana. Pero has caído en una falsa analogía, porque los “terraplanistas” nunca han aportado ningún estudio científico, repito, ninguno. He buscado en bases de datos, libros y nada, además de que sus “teorías” sí que contradicen mucho de las leyes físicas y químicas, su “hipótesis” no es falsable, y no facilitan que pueda ser observada. En cambio, la homeopatía sí que tiene más de mil de estudios publicados en distintas revistas.

      “Si yo quisiera defender algún concepto excéntrico como la tierra plana, mi estrategia consistiría en llenar los comentarios de presuntos estudios y liar los conceptos, al tiempo que ataco la honestidad de mis oponentes. ¿Te suena?.”

      Así es, me suena al típico seudoescéptico de menéame que cuando no puede suelta cualquier cosa que se le ocurra (aunque no es nada original):

      1. Falacia de falsa analogía (tu caso).
      2. Falacia del hombre de paja (tu caso).
      3. Falacia ad-hominem (tu caso).
      4. Falacia de pendiente resbaladiza (tu caso).
      5. Atacar al mensajero y no el mensaje (tu caso).
      6. Inventar que tu interlocutor tiene que tener algún plan malvado y por eso buscas racionalizar los que ves como ataques a tus ídolos (tu caso).
      7. En lugar de atender los estudios los percibes como “liar” cuando una explicación más sencilla es que no los leíste o no los entiendes o ambas.

      9. “Al principio lo puedes hacer para entretenerte y echarte unas risas, pero si te acostumbras llegas a perder la noción de la realidad. Tú mismo.”

      Está es más graciosa, en otro comentario te contradices con eso de “Bien mirado tu último comentario, deduzco que no has perdido la noción de la realidad. Realmente no sólo me echo unas risas reales, pero no puedo afirmar lo mismo de ti, que como en el mismo blog menciono, es muy posible que te eches unas risas diluidas (enojo), así que es normal que tu respuesta sea emocional y no racional. Después de varios comentarios lo has mostrado. Gracias por dar un ejemplo de lo que se describe en el blog.

      ¡Saludos cordiales!

      Me gusta

      1. Tu actitud es visceral. Por ello te pregunté porqué hacías esto, pregunta que queda sin respuesta.
        Defiendes una rama de la medicina alternativa con un tono fuertemente emocional. Tú sabrás porqué, pero no parece muy racional.

        Insultas a los que no piensan como tú, de la siguiente manera (seleccionado del último día):

        “Realmente tus comentarios son cada vez más absurdos y divertidos, repites lo mismo que encuentras en cualquier foro “escéptico”.”

        “Ahora mismo te puedo poner 100 comentatios con contenido exactamente igual al tuyo, quizá ahí se debería indagar por qué su mente vaga por el espacio y casualmente todos ellos coinciden, ¿será una epidemia de estupidez o ingenuidad colectiva como la tarantella?”

        “dudo que un seudoescéptico sea perverso, me parece más bien ingenuo o estúpido.”

        “esas tonterías se las puedes dejar a Luis Carlos Campos y su séquito de bobalicones.”

        Y tergiversas mis respuestas. No hay como debatir si tengo que repetir los argumentos que mostré y desmentir los que me imputas. Está claro que no quieres discutir sobre el tema, sino “vencer el combate”.

        Bueno, a falta de explicaciones de porqué haces esto, me quedo con la opción más razonable: que eres un provocador anónimo.

        Me gusta

      2. 1. Vaya, así que todo lo explicas porque hay una actitud “visceral” y “emocional” pero no señalas en dónde. Tu acusación suena exactamente igual que la carta astral de un tarotista, vaguedades que pueden caber en cualquiera.

        2. “Insultas a los que no piensan como tú, de la siguiente manera (seleccionado del último día):”

        No te puedes quejar de nada, vengo de un movimiento que tú mismo deberías conocer bien, donde repiten que las personas se respetan pero las ideas no, pero que en el acto insultan y denigran a las personas. ¿No te gusta? Pues vas y te quejas con Gámez, y eso que soy un reflejo moderado.

        3. Tus respuestas no pueden tergiversarse porque no has dado respuesta alguna, si acaso comentas absurdos. Por ejemplo:

        a) Realmente repetiste los mismos argumentos que te pueden encontrar en forocoches, menéame, elpaís. Como eso de que supuestamente no había ningún estudio que superara el placebo, tu paranoia de inventar que algo oculto debe haber en un blog, inventarte que supuestamente acuso a no sé que fuerzas “ocultas de las malvadas farmacéuticas”.

        b) De hecho te puedo poner 100 o más comentarios. Sólo indícame de qué foro lo quieres y de inmediato te pongo el hilo de comentarios. ¿Necesitas un usuario que escriba en inglés, español, catalán, alemán, francés, italiano o portugués? Sólo pide el ejemplo.

        c) Así es, dudo que un “escéptico” sea perverso, lo reafirmo, es más probable que simplemente sea estúpido (navaja de occam).

        d) Pues sí, cuando creas que creo en una “conspiración” de esas estilo Gámez, pues te sugiero que lo platiques con Luis Carlos Campos, él sí cree en esas tonterías.

        3. Ya, si tan seguro estás de que tergiversé tus “respuestas” simplemente las habrías señalado. Y pues si además te niegas en admitir las pruebas que te contradicen, ¿qué puedes esperar? Está claro que tú no quieres discutir nada, sino tratar (fracasadamente) de imponer las mismas mentiras de todo “escéptico”.

        4. Muy bien, calificame de “provocador anónimo”, es parte de la herencia del propio movimiento seudoescéptico. ¿No te gusta? Bueno, pues que pena, cuando te tomas tu propio veneno ya no te gusta.

        Me gusta

  9. Bien mirado tu último comentario, deduzco que no has perdido la noción de la realidad.
    Reconoces que para tener efecto secundario se requiere “una tintura madre o una baja potencia” y, por ello, me invitas a un suicidio homeopático “con Belladona en solución a una potencia 4D”, es decir, un potente veneno poco diluido. Bien sabes que si lo diluyes más (tal como describe la homeopatía) no hay suicidio homeopático, ni siquiera efecto secundario alguno.

    También sabes que varios de los divulgadores que criticas han probado el “suicidio homeopático”, sin resultado alguno. En el caso de Alfonso Gámez, en directo, varias veces ha tomado una caja entera de pastillas homeopáticas para el sueño sin ningún resultado.
    Solo te queda insultarlos.

    Y a mí solo me queda preguntarte: ¿por qué haces esto?.

    Me gusta

    1. 1. Lo primero sí, lo segundo no lo sé.

      2. Justamente si ellos esperaban morir era natural que no lo hicieran, su razonamiento es totalmente equivoco, ellos suponen que un homeopático 30C es más potente en términos de toxicidad, lo cual es absurdo, es invertir la lógica de la homeopatía. Si su razonamiento fuera correcto nadie daría homeopatía a la 30C o mayor.

      3. Deducido de lo anterior, Gámez esperaba sufrir un efecto de saturación fisiológica, tanto como esperar que una potencia de cerveza 30CH te hiciera caer borracho, lo cual es absurdo. Gámez confunde el sedante con un ansiolítico.

      4. No me queda insultarlos, me queda señalar por qué sus “suicidios” no son ni experimentos ni pueden ser tomados en serio.

      Me gusta

  10. Vaya, desde que leí los últimos comentarios, veo que RISKOV dice cosas que quería decir, pero empezaré por mi.
    Me considero escéptico, pero por mi condición de no creyente en nada. No tengo intereses económicos, pero sí quiero una sociedad mejor, y quiero poner mi granito de arena.

    Entiendo que todo el que hace algo, sobre todo defender una posición, es por algo, generalmente una recompensa psicológica, pero no descarto la económica, que la industria farmacéutica se juega muchos millones. Ah! y me importa un pimiento que se metan conmigo, y si es sin pruebas, a la vista queda para todos. Escrito queda.

    De todo este diálogo, en el que trato de pasar por alto las cuestiones personales y centrarme en lo que me interesa, me ha quedado claro que hay un artículo de 2004 sobre la memoria del agua, que se publicó, y ahí sigue. Y también que hay ya unos cuantos estudios científicos que empiezan a dejar claro que la homeopatía funciona más allá del efecto placebo. Pues me alegro, me alegro mucho y solo espero que se publiquen más artículos aclarando las bondades de la homeopatía, del funcionamiento de la memoria del agua, y todo lo que ello conlleva para la Ciencia. Pero que se den prisa, que me estoy haciendo mayor y quiero verlo.

    No entiendo porqué tardan tanto, si ya tienen tantos estudios que demuestran las bondades de la homeopatía. Y pienso que la industria farmacéutica alópata tendría muy poco reparo en empezar a fabricar productos homeopáticos si ven que esto funciona. ¿Qué se me escapa?

    Gracias por vuestro tiempo.

    Me gusta

    1. El método científico exige que los estudios sean replicados por un equipo diferente antes de ser aceptado. Es cierto que hay estudios a favor de que la homeopatía funciona más allá del efecto placebo y otros que dicen que iguala al efecto placebo. Pero aquellos no han superado la replicación; es de sospechar que se trata de los estudios financiados por las empresas homeopáticas.
      Debemos fijarnos en los estudios neutrales: en ellos la homeopatía iguala al efecto placebo. Por esta razón, no se acepta en la medicina oficial.

      ¿Y qué problema habría en aceptarla?. Ninguno. Si funcionase… más ahora que los antibióticos están perdiendo efectividad por aquello de las resistencias bacterianas.

      A este respecto cabe recordar lo dicho antes: son las propias empresas homeopáticas las que rechazan que sus productos pasen los controles farmacéuticos para las medicinas y piden que se vendan como suplementos alimenticios. ¡En esos controles se estudia su efectividad en relación al placebo!. Cuestión que, de manera neutral, no ha superado ningún producto homeopático.

      ¿Qué se te escapa?. No se te escapará nada si consultas varias fuentes de manera escéptica, tal como te consideras.
      Y podrás ver, entre otras cosas, como los productos milagro (de efecto placebo) siempre son muy empleados pero varían por épocas para mantener la ilusión. Ahora está de moda la homeopatía, no sé por cuanto tiempo, hasta que sea superada por otra técnica.
      El problema es que el gran éxito de la homeopatía está confundiendo a mucha gente.

      Me gusta

      1. Nota aclaratoria:
        Los productos homeopáticos NO se venden como suplementos alimenticios (me expresé demasiado rápido) sino que son aprobados para su venta en farmacias siguiendo el protocolo de los suplementos alimenticios. En este protocolo se analiza su inocuidad, no su efecto.
        No siguen el protocolo de las medicinas, el cual no superarían, como bien sabe Boiron.

        Me gusta

      2. Bueno chiquitín, eso pasa en España y no necesariamente en otros países. Te basas en los argumentos de Fernando Frías. Y realmente confundes dos protocolos (bueno, no me sorprende que Frías también lo haga):

        a) Homeopáticos que no requieren una indicación terapéutica (homeopatía individualizada), y que se evalúa su inocuidad.

        b) Isopáticos que sí requieren el proceso común de fases clínicas como cualquier fármaco, caso de los OTC (p.e el Oscillococcinum).

        Para el primer caso es claro que no deben seguir el protocolo de una medicina “convencional” porque son individualizados, según el principio de semejanza. Sería estúpido poner que, por ejemplo, X homeopático indicado en función del diagnóstico particular se le ponga una etiqueta de que es sólo para picaduras de abejas. Esto no implica que no se puedan hacer estudios doble ciego comparando el tratamiento con placebo. Pero por favor, sean coherentes.

        Me gusta

      3. 1. Lo que llamas “método científico” es un abstracción, en realidad existen muchos métodos de hacer ciencia, te guste o no. La replicación es sólo una fase especial del proceso de objetivación independiente, no es el método científico y no es una “exigencia”. Además, no es difícil encontrar que tu postura no es correcta, existen algunos estudios que han sido replicados, otros no, y otros no está claro.

        2. Tu afirmación es incorrecta, Boiron ha financiado estudios donde no se ha replicado el efecto (p.e. el del Cocculine) y otros estudios que no fueron financiados por Boiron han sido replicados con éxito.

        3. De hecho la aceptación de lo que llamas la “medicina oficial” depende del país, en India, México, Pakistán, Cuba sí se acepta. Curiosamente en países donde la industria farmacéutica tiene más demandas, como Australia, Inglaterra, España, EEUU son los países donde mayor propaganda contra la homeopatía existe. Y estos países es donde surgieron las principales asociaciones “escépticas”.

        4. Pues bien, en los países donde se acepta, tiene más de diez años o más.

        5. En realidad no, las propias empresas son las que quieren regulación, pero curiosamente los “escépticos” no quieren. Basta ver los “argumentos” del abogado Fernando Frías dando excusas variopintas para que el sector no se regularice. Y curiosamente tú mismo te contradices, primero te quejas de que las empresas financien los estudios (carga de la prueba) luego no te valen porque cumplen la carga de la prueba, y luego inventas que no hacen estudios comparados con placebo porque quieren registrarse como suplementos (aunque antes admites que sí).

        6. De hecho sí lo han hecho.

        7. En realidad consulté toda la literatura “escéptica”, y cuando te pongo toda, es toda, al menos hasta el 2017. Así que de hecho conozco más obras de lo que un “escéptico” promedio lo hace. Así que es lo mismo, mismos refritos, misma propaganda y misas mentiras.

        8. Tu argumento no tiene sentido, la homeopatía no es una moda. En cambio, las powerbalance terminaron rápido y todos los estudios que se hicieron siempre arrojaron consistentemente que no funcionan mejor que el placebo, ahí la cuestión se resolvió rápido. En cambio, con la homeopatía tienen más de 30 años y no pueden.

        9. Al contrario, tú y tus amiguit@s confunden a la gente, sus trucos son tan simplones aunque se invistan de tecnicismos o un poco de lógica de informal. Se les termina el cuento, por eso fingen que no ven sus errores y pasan a presionar a gobiernos para que cierren cátedras o dejen de financiarla en donde lo está. Es tan simplón que su “escepticismo” irónicamente sí es una moda, y una industria muy lucrativa.

        Me gusta

      4. Y sobre la replicación,hay un artículo bastante viejo, de 1999, toda una joya:

        ‘Many scientists have suggested that the clinical effects of homoeopathic medicines are solely due to the placebo effect. However, there have been rigorous, replicated, double blind, randomised trials showing significant differences between homoeopathic and placebo tablet’

        ‘There is currently insufficient evidence that homoeopathy is clearly efficacious for any single clinical condition. For many of the conditions treated in homoeopathic practice—such as depression, fatigue, and eczema—randomised trials have not been undertaken. In addition, few of the existing studies of homoeopathy have been independently replicated.’

        Como podrás notar, los autores admiten que no es suficiente la cantidad de estudios replicados, pero no niegan que algunos sí cumplieron (el mismo cuento que se sigue repitiendo). Y en medicina la replicación no se logra al 100%, eso es un problema que no han resuelto los “gurues” de la Medicina Basada en “Evidencias”, así que los métodos van cambiando. Si antes un estudio de homeopatía se consideraba de alta calidad, otros autores creen que es baja calidad y no se ponen de acuerdo, es lo que pasa con los meta-análisis, llegan a ser tan subjetivos que como herramienta de evaluación “definitiva” son cuestionables si eliminan los otros estudios. Si además, haces meta-análisis donde intentas no separar por tipos de homeopatía (como el que publicó Lancet en el 2005) terminas por mezclar brócolis con piñas. O haces meta-análisis inútiles como algunos de la Cochrante que antes de hacer estudios clínicos se ponen a hacer un cálculo sin tener datos (como el de la demencia) pues es más patético. Conforme se investiga más a nivel molecular y físico químico, el tipo de tonterías como las de Lancet 2005 o el informe “australiano” o el belga o el británico, se podrán evitar. Esperando que el informe Colombiano, el Brasileño, el Suizo, el Indio y el Mexicano den un revés.

        ¡Saludos cordiales!

        Me gusta

  11. Ya que entré invitado a tu blog (debo reconocer que en ese momento era más optimista respecto al debate) me voy a despedir de una manera razonablemente educada (vistas las circunstancias).

    Y es que no tengo la oportunidad de debatir racionalmente por lo que comenté anteriormente. Bien sabes que no te tomas el tema con honestidad.

    Un ejemplo de ello, que sirve también como ejemplo de como tergiversas mis palabras, se encuentra en mi comentario anterior:
    “Si yo quisiera defender algún concepto excéntrico como la tierra plana, mi estrategia consistiría en llenar los comentarios de presuntos estudios y liar los conceptos, al tiempo que ataco la honestidad de mis oponentes. ¿Te suena?.”

    Efectivamente, esto es lo que haces: liar conceptos, llenar de datos de parte o directamente falsos y atacar con visceralidad.

    Y tu respuesta fue la siguiente tergiversación:
    “8. Como no podía faltar (y es en serio hasta el momento no ha faltado) es que intentes comparar la memoria del agua con la tierra plana. Pero has caído en una falsa analogía, porque los “terraplanistas” nunca han aportado ningún estudio científico, repito, ninguno. He buscado en bases de datos, libros y nada, además de que sus “teorías” sí que contradicen mucho de las leyes físicas y químicas, su “hipótesis” no es falsable, y no facilitan que pueda ser observada. En cambio, la homeopatía sí que tiene más de mil de estudios publicados en distintas revistas.”

    Pues no, no comparé ambas disciplinas, sino que apunté a la estrategia de manipulación. La que bien haces.

    De tus comentarios provocadores prácticamente no hay nada para un debate honesto. Tú mismo cortas la posibilidad de intercambios.

    ¡Ah!, por cierto, no soy lector de menéame. Aunque ya parece claro que no es menester tomarse en serio “tus pistas”.

    ¡Hasta nunca (o hasta que dejes de provocar)!

    Me gusta

    1. 1. El debate honesto no se basa en mentiras, y tú has dado muestra de que a pesar de las pruebas te pasas del lado de la charlatanería y fe “escéptica”.

      2. No hay ninguna tergiversación hecha de mi parte a tus comentarios. Por ejemplo, no aportas ninguna prueba del “liar”. Así, acusar de que los conceptos son “directamente falsos” o acusar de “atacar con visceralidad”, sin mostrarlo, indica mucho de tu sesgo y las vaguedades.

      3. Mi respuesta fue correcta, has hecho la comparación, eso sí, poniendo un condicional para que no se note tanto. Tu intención fue la misma: Comparar con una supuesta “estrategia de manipulación”. Así que eso, te pongas como te pongas, es una comparación. Así, te olvidas de que los terraplanistas no han aportado ningún estudio científicos, mientras la homeopatía sí, son miles. Y se siguen acumulando.

      4. No he cortado ninguna posibilidad de intercambio, todos tus comentarios son aprobados. En cambio, ante las pruebas no has objetado nada.

      6. Por supuesto que sé que eres lector de menéame, ¿necesitas que te felicite por tu gran hazaña? Todos los “escépticos” militantes en menéame están completamente identificados y sus comentarios son exactamente iguales en el fondo, ninguno ofrece nada nuevo y eso que algunos presumen ser posdoctores. Y es natural que un creyente irracional que defiende un negocio multimillonario sin aportar nada a la sociedad, como el seudoescepticismo (tú caso), crea que las refutaciones son “provocaciones”. Cuando la explicación más sencilla (navaja de Occam) es que tú mismo te pongas una barrera de disonancia cognoscitiva. Por ejemplo, ante el artículo que te mostré donde te desmienten (el supuesto de que ningún estudio había sido replicado) te quedaste en silencio y no se te ocurrió admitir que te habías equivocado, eso es común entre tipos de tu ralea, si se equivocan es muy raro que rectifiquen. En cambio, si tú pruebas que me equivocó no tengo problemas en rectificar o debatir. No por nada es común que la mayoría de “escépticos” españoles, donde el catolicismo impera, sean desahuciados de la iglesia católica pero vengan de familias donde o sufrieron maltrato psicológico o se creían los geniecillos incomprendidos de la familia, pero siguen reproduciendo la misma actitud dogmática, habría que investigar eso más a fondo. En un próximo post abordaré las relaciones de los ultracatólicos y ustedes, será divertido y muchos lo agradecerán.

      7. Cada lector decidirá si se toma “en serio” las “pistas”, no tú. No eres representante de todo el mundo, así que sugiero que te bajes de tu nube de colores porque vas a caer igual que los demás y las caídas duelen cuando llegas al suelo.

      ¡Saludos cordiales!

      PD. Si no aguantas puedes volver a comentar, los comentarios se aprueba (excepto el spam de bots automáticos).

      Me gusta

  12. Je je, en este último comentario compartes tu sentido del humor con todos, sobretodo en el punto 6.
    Reconozco que antes estaba desorientado sobre tus motivaciones y, por ello, te preguntaba que por qué hacías esto. Ahora, en la despedida, das una señal más clara.

    Adoptas un personaje poliédrico. ¡Como juegas cuando la gente no te entiende!.

    Venga, un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s